EUCOOKIELAW_BANNER_TITLE

europa en sus manos

Con tan solo 14 años, Jorge Prado está a una prueba de convertirse en campeón de Europa de motocross de 125cc. El lucense, el más joven de la parrilla, debuta este año en la categoría. Assen será, el día 30, el escenario para mostrar al mundo todo su talento

Jorge Prado, tras el Gran Premio de Francia con la placa que le acredita como líder del campeonato. EP

Jorge Prado, tras el Gran Premio de Francia con la placa que le acredita como líder del campeonato. EP

Jorge prado está a las puertas de lograr una de esas gestas solo reservadas para los elegidos. Con tan solo 14 años, y en su temporada de debut —es el más joven de la parrilla—, el lucense tiene a tiro el campeonato de Europa de motocross en la categoría EMX 125. Jorge Prado lidera la clasificación con un punto más que su compañero de equipo en KTM Josiah Natzke (16 años), y tan solo necesita quedar por delante de él en la última prueba para asegurarse un título que no entraba dentro de la ruta trazada para este año 2015. Lo normal hubiera sido una temporada de adaptación para, ya en 2016, abordar el campeonato con la experiencia y el físico adecuados. Pero los verdaderos talentos tienen una característica en común: la precocidad de sus éxitos. Él, sin duda, es uno de ellos. 

La prueba definitiva se disputará en el mítico circuito de Assen (Holanda) el próximo día 30, en un trazado que será nuevo para todos motociclistas. 

“Siempre es difícil, pero ahora mismo voy primero y queda una prueba. Los nervios están ahí pero tengo claras opciones al título y voy a darlo todo”, señala Jorge Prado, que se encuentra en plena preparación de esta última escala antes de la cima. 

“No hacemos nada especial, la verdad” dice tranquilo. “Entrenamos entre tres y cuatro días a la semana en moto, después un par de días en bicicleta y descansamos un día. Depende un poco de cómo me encuentre. Si estoy cansado hago bici y al día siguiente moto, y si estoy bien, al revés”, reconoce Prado con una madurez impropia de un chico de 14 años. 

Respecto a la carrera en sí, el lucense tiene muy claro qué es lo que debe hacer para que no se le escape el campeonato. “Lo más importante será hacer una buena salida, no cometer fallos”, afirma. “Para ganar el campeonato solo tengo que quedar por delante de Josiah Natzke, mi compañero”, añade. 

La diferencia entre los tres primeros del Europeo y el resto es tal que, sin disputar la prueba, ninguno perdería su posición en la general. “A mí me basta con quedar por delante de mi compañero para conseguir el título… pero intentaré ganar, por supuesto”. Insultante juventud y ambición extrema. Así es Jorge Prado. 

Pero hay vida después de Assen. El año 2016 le tiene reservado a Jorge Prado un salto de categoría importante. “Después de la última prueba cogeré la moto de 250 cc. Será mi primera vez, todavía no la he probado” dice entusiasmado. 

“La diferencia en el peso y, sobre todo, en el motor la voy a notar, aunque para competir con ella necesitaré ponerme más fuerte, porque la moto cansa bastante más”, afirma. Pocos tienen dudas de que asumirá el cambio y rendirá desde el primer día. Ya le ocurrió cuando dio el salto de 85 cc a 125 cc. Sobre el papel carecía de físico para competir en su primer año, pero Jorge Prado está dispuesto a derribar todos los mitos. 

Y en 2017, Estados Unidos. “Tenemos un plan, depende de cómo vayan las cosas. Si me va bien con la 250cc, la idea es ir a Estados Unidos y competir allí en algunas pruebas”, dice Jorge Prado, que no se pone límites. 

CAMPEONATO DEL MUNDO. La gran espina de Jorge Prado este año fue el Mundial. “Se disputó en España. No me sentí bien encima de la moto y en el circuito no pude hacerlo como yo sabía. Me costó mucho ese fin de semana”, dice con pena. “Nada más terminar volvimos a Holanda y en los entrenamientos recuperé mis mejores sensaciones, así que en el Mundial sencillamente no tuve mi fin de semana”, añade. El factor suerte es vital en un deporte en el que la caída está a la orden del día. Jorge Prado lo sabe. 

“Lo más importante es entrenar. Si entrenas y se te da bien, es más fácil avanzar. Yo me entreno y se me da bien el motocross, disfruto haciéndolo y la verdad es que estoy tan centrado que no quiero pensar en nada más”, dice. 

El motocross es su vida. Y el éxito, el motor que le impulsa. Apunten su nombre, porque Jorge Prado tendrá Europa en sus manos.

                                                       Via: El Progreso
A %d blogueros les gusta esto: